APRUEBAN DIPUTADOS CONSULTA POPULAR Y REVOCACION DE MANDATO;REMITEN EL DOCUMENTO AL SENADO

Ambos instrumentos dan oportunidad a participación ciudadana para
fortalecer la soberanía: Miroslava Carrillo
Dictamen, modifica Constitución para darle más poder al pueblo. “No
es una reforma para el Ejecutivo”: Mario Delgado
Por Guillermo Pimentel Balderas
Ciudad de Mèxico,15 de Marzo de 2019.-La presidenta de la Comisión de Puntos Constitucionales de la Cámara de Diputados, Miroslava Carrillo Martínez (Morena), expresó que las reformas constitucionales -en la fundamentación-, fortalecen la figura de consulta popular e integra la revocación de mandato para permitir la destitución de aquellos servidores públicos que hayan incumplido con sus obligaciones frente a la sociedad.
En tanto, el coordinador del grupo parlamentario de Morena, diputado Mario Delgado Carrillo, destacó que el dictamen modifica la Constitución para darle más poder al pueblo. “No es una reforma para el Ejecutivo, sino para cambiar para siempre nuestro sistema político y que nadie, ni siquiera el Presidente de la República, sea inamovible o intocable y que lo único fijo y soberano sea la voluntad popular”, enfatizó.
La Cámara de Diputados aprobó en lo general y en lo particular, con la mayoría calificada, el dictamen que reforma y adiciona los artículos 35, 36, 41, 73, 81, 83,99, 116 y 122 de la Constitución Política, en materia de consulta popular yrevocación de mandato.
El documento, avalado por 329 votos a favor, 153 en contra y 2 abstenciones, y enviado al Senado de la República para sus efectos constitucionales, establece el procedimiento de revocación de mandato del Presidente de la República,gobernadores y jefe de Gobierno de la Ciudad de México.
En lo particular, el dictamen se aprobó por 326 votos a favor y 127 en contra, los artículos 83, 116, Primero y Segundo Transitorios de la Carta Magna, en términos
del dictamen.
El dictamen, se integra por una decena de iniciativas presentadas por legisladores del PRI, PT, Movimiento Ciudadano y Morena, las cuales plantean impulsarmecanismos participativos para fortalecer democracia directa, rendición de cuentas, evaluación del desempeño institucional y control del poder político desdela ciudadanía.
El morenista Mario Delgado, expuso: “Hay quienes piensan que el pueblo es ignorante y que hay que mantenerlo relegado en la pobreza para tenerlo a su disposición, manipularlo y llegar al poder con la compra del voto o el fraude, pero hay quienes pensamos que el pueblo es sabio y que tiene conciencia; por ello,queremos profundizar de manera irreversible nuestra democracia”.
Estimó que la democracia electoral no ha sido suficiente para garantizar el interésgeneral; por eso “queremos transitar hacia una democracia participativa en la que los grandes acuerdos y decisiones no sean sólo producto del gobierno, sino que la legitimidad de las decisiones esté en la voluntad popular, a través de la consulta”.
Si el pueblo tiene derecho de permitir la reelección legislativa, continuó, debe tener derecho a revocar el mandato. “Se necesita mucho valor político para que un
gobernante que apenas rebasa los 100 días de mandato se sujete a la evaluación del pueblo para ver si concluye o no su mandato”, subrayó.
La Diputada Miroslava Carrillo Martínez, dijo que se perfeccionó la puesta en marcha de la consulta popular para distintos temas gubernamentales en las que se considere prudente realizar procesos que requieran o exijan la participación ciudadana, sobre todo en aquellos que serán impactados por las decisiones del poder público del Estado.
Indicó que en el caso de la consulta popular no se busca sustituir a la democracia representativa ni el mandato que tienen los poderes constituidos del Estado, tanto de manera directa como indirecta, porque se considera a este tipo de modelos participativos como un factor incisivo que fortalece a las decisiones públicas.
Carrillo Martínez expuso que para el caso de la revocación de mandato del gobernante, se busca incentivar el cumplimiento del servicio público de manera tal que si no lo hace, la ciudadanía tiene la posibilidad de buscar sustituirlo. “Esto, alienta prevenir el daño a las instituciones sobre la base del cumplimiento del servicio público”, aclaró.
Además, mencionó que la revocación de mandato es el procedimiento mediante el cual los ciudadanos pueden destituir, por medio de votación, a un funcionario público antes de que expire el periodo para el cual fue electo, y abre la posibilidad a la ciudadanía para que una vez satisfechos los requisitos correspondientes,someta a consulta del cuerpo electoral la remoción de un funcionario antes de que
venza el plazo para el que fue designado.
“Ambos instrumentos le dan la oportunidad a la participación ciudadana para fortalecer la soberanía y los derechos de participación política, en el marco de los instrumentos internacionales, asimismo para regular los órganos estatales de poder, en aras de consolidar un gobierno moderno, democrático, estable y equilibrado en su ejercicio”, destacó.Este nuevo modelo de participación ciudadana, dijo, impide, entre otras cosas,poner a consulta popular los tratados internacionales de los que el Estado mexicano sea parte y las garantías para su protección, también las bases y las tasas impositivas, los montos de financiamiento público y el Presupuesto deEgresos de la Federación, y permite consultas populares con menores requisitos y mayor factibilidad por parte de los interesados.
También, extiende al ciudadano el derecho a participar en consultas con carácter de revocación del mandato, lo que no se encuentra en la normatividad vigente. Se mandata a la Suprema Corte de Justicia de la Nación para que, al resolver sobre la constitucionalidad de la materia de consulta, interpretara las disposiciones constitucionales conforme a lo que resulte más favorable al derecho ciudadano.
La diputada de Morena expuso que actualmente la Constitución establece que, a petición de un número de ciudadanos del 2 por ciento de los inscritos en la lista nominal de electores, alrededor de un millón 800 mil firmas, se realice una consulta, lo que resulta sumamente complicado. Ahora dispone que se solicite con el 1 por ciento con la finalidad de hacerlo más viable. Establece la posibilidad de aceptar propuestas para que las consultas populares se lleven a cabo en las fechas que así marquen las convocatorias y flexibiliza su realización.
De igual modo, agregó, fortalece el ámbito de derechos a la participación política, pues ahora se podrá votar en los procesos revocatorios del mandato del Presidente de la República.Estos serán convocados por el Congreso de la Unión, a petición del propio.Mandatario de la República, o por el equivalente al 33 por ciento de los integrantes de cualquiera de las cámaras del Congreso de la Unión. Ambos supuestos
deberán ser aprobados por la mayoría de cada Cámara del Congreso de la Unión.
También serán solicitados por ciudadanos y ciudadanas en un número equivalente al menos al 3 por ciento de los inscritos en la lista nominal de electores, en los términos que determine la ley, y la votación se realizará el mismo día de la jornada electoral federal en la que sólo se elijan diputados federales.“Este modelo –dijo-, considera que la revocación del mandato será vinculante,siempre y cuando se dé por mayoría absoluta de los votos depositados en las urnas y hayan ocurrido a votar al menos el 40 por ciento de los inscritos en la lista nominal de electores.
Establece que cuando sea determinada la revocación por el Instituto Nacional Electoral, el presidente de la República tiene el derecho a impugnar dicha declaratoria en un plazo de 30 días naturales ante la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación. Si no procede o no impugna, este cesará en sus funciones en un plazo improrrogable de 60 días”.
Para el caso local señala que las constituciones estatales podrán establecer que se realice el proceso de revocación del mandato del gobernador o gobernadora del estado, o de la Ciudad de México, el cual es de carácter democrático y tiene por objeto que la ciudadanía decida sobre la permanencia de la o del mandatario en su encargo.
Este proceso se llevará a cabo durante el tercer año del periodo para el cual fue elegido. Durante el lapso constitucional de gobierno sólo podrá realizarse un proceso de revocación de mandato, y la legislación electoral local establecerá los procedimientos de conformidad con la Constitución federal.
Miroslava Carrillo afirmó que se trata de establecer mecanismos para que los servidores públicos se apeguen a las leyes y a la observancia de la sociedad, incentivar un buen gobierno que acate la premisa de servir a la ciudadanía bajo el principio de bienestar común. “Es decir, pasar del desengaño a la confianza en el poder público”.
También fortalece las condiciones para que los procesos político-participativos favorezcan la gobernabilidad y gobernanza democrática y participativa. Ello para promover el cumplimiento del servicio público acompañado de la ciudadanía y vigorizar a la democracia representativa.
Se faculta al Instituto Nacional Electoral para que, en el ámbito de sus atribuciones, participe en los procesos de consulta popular y de revocación de mandato a través de convenios, en la medida de que dichas entidades federativas así se lo soliciten. Se faculta al Congreso federal para que legisle en esta materiade consulta revocatoria y popular.
Cabe destacar que el Pleno aceptó las modificaciones de los artículos 35, 41 y 122, impulsadas por el diputado Alejandro Viedma Velázquez (Morena) para que el umbral de participación en las consultas populares quede en 25 por ciento y no en 34 como se prevé en el dictamen. Lo anterior para hacer efectivo un instrumento de democracia directa que incentive la participación de la ciudadanía,
y fomente el ejercicio de gobierno en forma cercana a la gente.
CCOSMOPOLITICO 35 años

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA