Mafia opera desde adentro de los bancos, denuncian clientes perjudicados

TOMÁS ROJAS MADRID

Ciudad de México.- Existe una mafia opera desde las oficinas de las instituciones bancarias de esta capital y obtiene ganancias millonarias pero las autoridades no quieren investigar, denuncian clientes bancarios afectados.

Entre las víctimas existe la sospecha que desde las filas para llegar a la caja;  en los cajeros automáticos, o desde los escritorios de gerentes o encargados de bancos se planean los asaltos que dejan jugosas ganancias a los ladrones y estos comparten el botín con sus contactos.

Los mismos uniformados de la policía preventiva acusan que entre los asaltantes y los empleados bancarios existe una marcada complicidad, pero ninguna autoridad toma en serio la hipótesis.

De hecho, ni la procuraduría de justicia de la CDMX, ni la Fiscalía General de la República (FGR) tienen alguna investigación sobre el asunto.

Los bancos no pierden, los únicos perjudicados son los clientes que son el blanco perfecto para arrebatarles su dinero, poco o mucho, pero sobre todo hay quienes han perdido la vida en su intento de defender su patrimonio.

BANORTE, DE LOS BANCOS MÁS IRREGULARES DEL CIRCULO

Un caso de tantos lo narra la ex diputada del Partido Acción Nacional (PAN), Olivia Garza de los Santos, quien hace dos años fue víctima de esa presunta complicidad entre empleados bancarios y un desconocido que cobró dos cheques a nombre de ella por más de seiscientos mil pesos que le fueron pagados de forma simple y sencilla sin consultar con ella si estaba autorizando los dos documentos a nombre de Olivia Garza de los Santos a un sujeto.

Qué pasó con esos dos cheques, porqué un Banorte de Iztapalapa, y un Banorte sucursal Banito Juárez pagaron los cheques sin aviso previo a la titular de la cuenta a nombre de la ahora afectada.

Muchas dudas sobre el accionar de Banorte en cuentas bancarias incluso de empleados del Gobierno federal y del Gobierno local, casos que vamos a dar a conocer en este mismo espacio en los próximos días. Por lo pronto, la duda cae sobre Banorte y sus empleados.

CCOSMOPOLITICO 35 años

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA