Comerciantes de la Central de Abasto denuncian enorme corrupción en ese gran mercado de la Cd.de México

Agencia de Noticias/Cosmopolítico

JOSE LUIS HERRERA y TOMAS ROJAS MADRID

El Movimiento por la Transparencia y Legalidad de la Central de Abasto de la Ciudad de México emplazó a la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum a erradicar el cáncer de la corrupción que tiene en colapso a este centro de distribución de alimentos, advirtiendo que, de  lo contrario llevarán a cabo cierres escalonados pero sin afectar al consumidor final.

Informaron que el pasado 22 de marzo se aplicó un aumento del 16 por ciento en la cuota de mantenimiento de la CEDAAC con retroactividad a partir del 1 de enero a los más de 10 mil comerciantes de este centro de distribución por parte del Fideicomiso para la Construcción de la Central de Abasto de Ciudad de México sin que a la fecha se haya explicado el motivo de tal aumento.

Sin embargo, esta cuota de mantenimiento destinada a seguridad, infraestructura, recolección de basura y modernización de la Central, entre otros, no se ve reflejada en los hechos desde hace décadas. Ahora con la nueva Administrador General del Fideicomiso en manos de Héctor Ulises García Nieto se aplica dicho incremento de manera unilateral y arbitraria por lo que los ingresos del Fideicomiso pasarán de 180 millones de pesos anuales en 2018 a 208 millones de pesos para este 2019 sin que sepamos el destino que este recurso tendrá.

Asimismo denunciaron que aun cuando ya solicitamos, tras denuncia puntual, a la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum y al Administrador General del Fideicomiso para la Construcción de la Central de Abasto de Ciudad de México, Héctor Ulises García Nieto, la existencia del “Cartel de Normatividad” conformado por 160 inspectores quienes hacen el cobro por derecho de piso en áreas comunes, pasillos, jorobas, cuchillas y estacionamientos para el establecimiento de 15 mil ambulantes lo que les deja una derrama económica diaria promedio de 1.5 millones de pesos, la respuesta ha sido nula.

Señalaron, urge garantizar su operatividad y de ahí la demanda de productores, comerciantes de flores, frutas y hortalizas; Grupos Especiales, Asociación de Comerciantes, Transportistas, Comercio Popular Credencializado, Acomodadores de Autos, Carretilleros, Bodegueros y Diableros entre otros.

Por tanto la emplazaron a dar respuesta en no más de una semana y acudir a nuestras instalaciones o de lo contrario adoptarán medidas de presión de alto impacto pues no debe olvidar que “somos quienes acercan los alimentos a los habitantes de la CDMX y podemos dejar de hacerlo”.

Por ello establecieron su pliego petitorio para cortar de raíz la corrupción en la CEDA, diálogo directo con Claudia Sheinbaum y no con “mandaderos”.

Además, transparentar el uso de los recursos del Fideicomiso para la Construcción de la Central de Abasto de Ciudad de México.

De no ser atendidas estas demandas, no se descarta el cierre de instalaciones de la CEDA.

La unidad, precisaron,  es para exigir un alto a la corrupción financiera, administrativa y legal que priva en el centro de distribución más grande de América Latina en espera de que las autoridades federales y locales demuestren con hechos que la Cuarta Transformación aniquilará el “cáncer de la corrupción que tienen en colapso a la CEDAAC”.

En la Central padecemos, señalaron, la existencia del denominado “Cartel de Normatividad” que extorsiona diariamente “a todos los que hacemos posible el abasto alimentario de la Ciudad de México”.

CCOSMOPOLITICO 35 años

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA