Violencia imparable en Morelos… ¿Y Cuauh? Bien, gracias

COSMOPOLÍTICO/REDACCIÓN

La ola de violencia se muestra imparable en Morelos.

Mientras el gobernador Cuauhtémoc Blanco está de vacaciones o haciendo deporte, los maleantes hacen de las suyas y juegan a las pistolitas.

Esto viene a colación porque el 9 de agosto, a plena luz del día, cuatro trabajadores de un lote de autos localizado en la colonia Las Palmas, en Cuernavaca, Morelos, fueron asesinados a sangre fría por un grupo armado que se disponía a robar el negocio.

Mientras esto pasaba, el gobernador morelense fue captado de vacaciones en Estados Unidos.

Blanco ha causado polémica por sus repetitivas vacaciones, que incluso le han llamado un “gobernador ausente”.

Esta es la segunda ocasión en la que el mandatario estatal aprovecha para descansar en el país vecino.

José Manuel Sanz, jefe de oficina del gobierno de Morelos, salió en defensa del “Cuau” y descartó que éste se encontrara en Estados Unidos, pues está permanentemente en funciones.

Desde el inicio de su gobierno, el también ex futbolista del Club América ha sido considerado como un político ausente.

Su primera escapada a EU sucedió tan sólo 88 días después de haber tomado posesión como gobernador de Morelos.

En aquella ocasión se viralizó una supuesta foto de él vacacionando en Disneyland. El hecho causó polémica, pues de acuerdo al Artículo 33 de la Ley del Servicio Civil del Estado de Morelos, ningún funcionario estatal puede vacacionar antes de cumplir seis meses de labores, lo cual el ex azul crema no cumplió.

COMANDO ARMADO MATA A CUATRO

El hecho ocurrió el pasado 9 de agosto, alrededor de las 17:30 horas en el local ubicado a unos pasos de la avenida Morelos Sur, lo que generó de inmediato una movilización policíaca.

El homicidio quedó registrado por una videocámara de vigilancia del local. En él, se mostró el impactante momento en que cuatro sujetos con el rostro cubierto y armados bajaron de un vehículo, ingresaron a las oficinas y obligaron a los trabajadores del negocio colocarse boca abajo. Finalmente les disparan a la cabeza.

Tras ejecutar a sus víctimas, abandonaron el lugar. Los fuertes disparos alertaron a los vecinos de la zona, quienes dieron parte a las autoridades estatales.

Hasta ahora, se desconoce el motivo del ataque, por lo que elementos de la Policía Estatal y de Servicios Periciales ya trabajan en las investigaciones del caso.

CCOSMOPOLITICO 35 años

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA