Pese a las coyunturas no ha sido difícil mantener estabilidad de UNAM: Graue

JOSÉ VIEYRA

Enrique Graue Wiechers, de 68 años de edad, está por concluir el periodo de cuatro años como rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) para el que fue nombrado en el año 2015.

HAN EXISTIDO MOMENTOS DIFÍCILES’

Haciendo un recuento, Graue Wiechers expresa que en este lapso “han existido momentos difíciles”, considera, como la violencia del ataque de un grupo porril en contra de estudiantes el 3 de septiembre de 2018 -que provocó las mayores manifestaciones estudiantiles en casi 20 años en la UNAM-; el anuncio de una baja presupuestal en diciembre pasado, que fue corregida por el gobierno o la omisión de la autonomía universitaria en el proyecto de la reciente reforma al Artículo 3 de la Constitución, que también fue enmendado. Todo ello, dice, “ha sido bien superado”.

En una entrevista con el diario La Jornada, el rector de la UNAM plantea que en “estas coyunturas que ha habido que enfrentar” no ha sido difícil mantener la estabilidad de la institución.

La comunidad universitaria por sí misma tiene inercia a la estabilización”, añade.

“Cuando los estudiantes, los profesores y el personal académico tiene clara la finalidad de la universidad, rápidamente corrige. Lo que hace la administración es propiciar las condiciones para que así suceda”, agrega.

TODAVÍA HAY RETOS PENDIENTES’

La erradicación de la violencia de género, el refuerzo de la seguridad de la comunidad universitaria, la consolidación de proyectos académicos y el avance hacia la sustentabilidad de los campus universitarios son tareas en las que, afirma, se ha avanzado, pero en las que quiere seguir trabajando si lo designan para el periodo 2019-2023.

La seguridad en la UNAM, añade, “ha mejorado en general, sin que esto represente que no exista la inseguridad. La incidencia de delitos en nuestros campus es mucho menor que en los entornos que nos rodean, pero habrá que seguir trabajando en ello”.

Y para ello pide a la comunidad universitaria que tenga una participación mayor en los organismos de seguridad de sus escuelas.

La Universidad cuenta hoy con un plan maestro de seguridad y con planes para sus distintas unidades académicas, también se ha reforzado la relación que la institución tiene con las autoridades responsables del orden público y trabaja en tener un transporte y senderos seguros para su comunidad, comenta Graue.

EN MATERIA DE SEGURIDAD, MI PRINCIPIO ES LA NO VIOLENCIA’

Declara que el principio que ha guiado su gestión en materia de seguridad es la no violencia y que ha buscado que los cuerpos policíacos no actúen dentro de los campus de la UNAM.

Y si bien señala que en la medida en que la violencia avanza en las inmediaciones de sus campus, la Universidad tiene que incrementar sus medidas de seguridad, asegura que no implementará un cuerpo armado de vigilancia.

No tenemos la capacidad punitiva ni de represión para atender la seguridad, ni queremos tenerla”, puntualiza.

CCOSMOPOLITICO 35 años

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA