Terrorismo fiscal no es el camino: Coparmex

Se debe dejar de lado la retórica pública que tiende a la polarización y que va en contra de las empresas y organizaciones sociales, expresa Gustavo de Hoyos

 

 

POR JOSÉ VIEYRA

 

 

El sector patronal pidió al gobierno federal dejar de lado el terrorismo fiscal, ya que las amenazas de posibles investigaciones paralizan la inversión.

En su primer mensaje del año, Gustavo de Hoyos, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), consideró que se debe dejar de lado la retórica pública que tiende a la polarización y que va en contra de las empresas y organizaciones sociales.

Dicho discurso, señaló, divide y genera incertidumbre y preocupación.

“El terrorismo fiscal no es el camino. Es importante que se dejen las amenazas de posibles investigaciones fiscales ya que utilizarlas de forma recurrente paraliza la inversión”, comentó.

Asimismo, De Hoyos aseguró que los esfuerzos de fiscalización deben de enfocarse en promover la formalidad para aumentar el número de contribuyentes, ya que esa es la fórmula para aumentar la recaudación.

‘RETORNAR A LOS INCENTIVOS FISCALES’

Para ello sugirió que se pueden retomar incentivos fiscales como la deducción plena de las prestaciones laborales.

El líder patronal también solicitó respetar a cabalidad las normas, las leyes y los contratos, ya que el incumplimiento de los mismos debilita la credibilidad.

“El sector más perjudicado ha sido el energético. Acciones como la renegociación forzosa de los contratos de los gasoductos o la paralización de las rondas para permitir la inversión privada han paralizado la confianza de los inversionistas. Sectores prioritarios como este requieren de inversión de largo plazo, misma que solo ocurrirá si hay certeza de que el gobierno hará valer y cumplirá la ley a pesar de cualquier percepción ideológica”, subrayó De Hoyos.

Asimismo, aseveró que el principal factor detrás del mal desempeño económico del año pasado fue la incertidumbre.

Desde su punto de vista, en el primer año de Gobierno de la actual Administración se presentaron una serie de decisiones, acciones u omisiones en distintos rubros que generaron desconfianza y mermaron la perspectiva del País.

Según De Hoyos, en el 2020, el crecimiento económico, la promoción a la inversión y la generación de confianza deben de ser prioridad.

“No hay forma de conseguir desarrollo sin tener crecimiento, y para que exista crecimiento, se requiere inversión; y para que exista inversión, requerimos condiciones de confianza. Ahí reside la fórmula virtuosa para mejorar el estado de nuestra economía, confianza con inversión que provoca crecimiento y que permite desarrollo”, concluyó.

CCOSMOPOLITICO 35 años

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA